21 junio 2008

Alquezar!, exponente de fortaleza

  • Lugar de ensueño por el que antaño transitaban defensores de las tres culturas que compartían unas mismas y sufridas tierras.

    Lugar donde palpamos esa añoranza por experimentar como debió ser en aquel tiempo la realidad espiritual de sus gentes.

    Genuina realidad sin duda, tal como muestran sus seis únicos capiteles del s. XI, receptores de ingenua, extraordinaria y peculiar belleza.


El primer capitel que divisamos al entrar al claustro, ya es todo un compendio de profundo conocimiento.

Se presenta la figura del Dios trino en plena manifestación creadora dentro de la limitación de una “ matriz­-mandorla” que es abierta y mostrada por sus cuatro fuerzas o ángeles correspondientes.

La cruz formada por el creador y su creación no pasa inadvertida para nadie. El mensaje de la tradición cabalística judeo-cristiana es evidente.

...............

Otro de estos curiosos capiteles ha sido identificado desde siempre con el sacrificio ofrecido por Abraham y la celebración del holocausto pascual.



En el Libro de los Jubileos esa es la fiesta central y más importante del calendario judío; no es sólo una fiesta de ofrecimiento, sino que es en especial el día en que Dios concertó el pacto que dio origen al pueblo de Israel, y por transferencia de conceptos, su pacto con la humanidad entera.

Según el texto de Jubileos, el nacimiento de Isaac se produjo el mismo día que la festividad del Shavuot, importantísima celebración judía con fuerte sabor tradicionalista. Parece que fue un apocrifo muy utilizado en aquella época especialmente en comunidades cristianas de zonas de influencia semítica.

Obviamente, también se relata en el mismo capítulo la teofanía de Manbré con todo lujo de detalles, describiendo asimismo la risa incrédula de Sara ante la promesa del nacimiento de su hijo; tal cual aparecen las escenas en los laterales del capitel. (Jubileos cap.XVI)


.......


Y entre los dos capiteles anteriores, se encuentra un tercero que esta bordeado con un buen número de personajes representantes de los diferentes estatus eclesiásticos...,


....vemos al obispo de rostro inmutable con su báculo, al portador de las llaves con su tonsura romana, al tonsurado irlandés con su desplegada estola... y quizá, sólo quizá, al maestro-operario introduciendo la primera piedra en el templo.


..............

Seguidamente topamos con una preciosa arca de Noé, que muestra diferentes niveles en la distribución de los seres vivos dentro de su espacio.


Un capitel que nos tiene intrigados, ya que trascendiendo en su evidente ingenuidad, vemos aparecer en un lateral a un desconocido ángel junto a unas aves enfrentadas, y en cuanto a la representación dentro del arca, se presenta el número de nueve, a los personajes que se pretende "salvar de las aguas".

Algo que resulta inédito, ya que siempre son un máximo de siete u ocho los personajes que acostumbramos a encontrar en este tipo de representación.


............


En el siguiente capitel se muestran a Adán y Eva poco antes de la transgresión y la narración de las obras de sus hijos.

Caín, labrando la tierra y Abel junto al pastoreo con su curvada vara de pastor, atributo con que los guías y capitanes militares eran representados. Lo cual ya dice mucho del papel que se le atribuye en esta imagen.

Nos preguntábamos a que obedecía que el rebaño de Abel hubiera sido representado con catorce ovejas.

También encontramos aquí una posible relación con estos escritos apócrifos, donde se relata con mucho detalle la vivencia de Adán y Eva en el Paraíso, incluso nombran y enumeran a toda su posterior descendencia.

Adivinemos cuantos "hijos" (entiéndanse generaciones) se les atribuye?..., CATORCE. (Jubileos c.IV, 10-33)



Si Abel fue el escogido como soberano tal y como se insinúa por su vara de pastor, quizá de ahí, la inevitable lucha por el poder entre los hijos de Eva y que dió como resultado el fratricidio final, y evidentemente, el primer crimen en la historia de la humanidad.

..........


Y en el último capitel románico, tenemos la representación de la celebre danza de Salomé.



Un sensacional capitel donde en su parte central aparece desafiante la primera bailarina románica que conocemos, en plena curvatura y movimiento desenfrenado.

Frontalmente aparecen los comensales admirando Salomé, Herodes en su trono presumiblemente junto a Herodias, en el lateral izquierdo, y en la derecha tal y como mandan los cánones, la cabeza del Bautista posada en la bandeja, y a la que rodean unas peculiares ramas-serpientes.



Que genial forma de representar ese símil de árbol donde todas su ramas son venenosas como serpientes que te rodean! ...como en la vida misma.



Para todos aquellos que en un tórrido verano el sol implacable en su máximo exponente calorífero les haya impedido contemplar la belleza del pueblo y lo curioso de su claustro..., por favor, dispongan de estas fotografías como si fueran suyas.


Salud y románico

9 comentarios:

pallaferro dijo...

Esta entrada me ha hecho recordar lo mucho que nos hemos reido con las "ocurrencias" en torno a estos capiteles.

Felicidades por tu detallada exposición e interpretación.

syr dijo...

Para el capitel donde aparecen Abel y su rebaño y como complemento del Libro de Jubileos, recuerda a MATEO en la Genealogía de Jesús. Y si no lo recuerdas, lée la Enciclopedia Católica: "La genealogía de Cristo según el Primer Evangelista desciende de Abraham a través de tres series de catorce miembros cada una; la primera pertenece al orden patriarcal, la segunda al real y la tercera al de ciudadanos privados. Mateo 1:17, muestra que este ordenamiento fue intencional; porque el escritor expresamente expone: "De manera que todas las generaciones, de Abraham a David, fueron catorce generaciones. Y de David a la transmigración de Babilonia, fueron catorce generaciones y de la transmigración de Babilonia a Cristo fueron catorce generaciones".

Ortodoxia y, con legajos. Por ahora no tengo tiempo ni preparación para redactar sumas teológicas. Lo dejo para otros que comienzan pronto unas largas vacaciones.

Salud y románico

Syr dijo...

El asesinato de Abel por Caín, ha sido interpretado como la lucha entre nómadas pastores hebreos y agricultores cananitas. Ya en la mitología sumeria existen paralelismos entre las disputas del dios labrador y el dios pastor. Y no olvidemos que Yahwé era un dios eminentemente pastoril pues rechaza los sacrificios vegetales.

LO que tú das en llamar el primer crimen de la humanidad, puede tener una connotación cultural. Sería algo así como una reliquia de la violencia en la forma cruel de comenzar toda una civilización. Caín inventó los pesos y medidas y rodeó la primera ciudad con murallas (propiedad privada). Su tataranieto Lamech, institucionaliza la bigamia, Jabal inventa las tiendas, Jubal el arpa, Tubal-Caín la herrería y Noé el vino....
Es decir que el asesinato, convirtiendo al asesino en tabú de las culturas, al condenarlo al ostracismo despierta el nacimiento y desarrollo de una nueva civilización.

Salud y románico

Alkaest dijo...

¡Me doy por aludido! Y calorificamente abrasado por el agostador Agosto.
Gracias por las fotos. Pero son "espesas", hay que desmenuzar con un bisturí propio para el simbolismo, pues aquí hay capas sobre capas. El significado más aparente, el teológico ortodoxo bíblico, es solo la corteza. Debajo hay cosas muy sustanciosas, mucho...
¡Veo al gruñón de Pedro, con su llave...! Esa llave ¿qué me recuerda?

Salud y fraternidad (Y a ser posible, aire fresco).

Miquel Xancó dijo...

Laura em sembla bé.
Felicitats. Es veu pels comentaris que la gent interpreta el simbolisme des d'un altre cantó que el meu (el de Paul Ricoeur).
M'agradaria veure si realment en el tema de l'arca surten 9 personatges(no ho veig clar) el més normal és el vuit. 1 Pe 3,20.
Ja seguirem. Miquel

chis dijo...

Una gozada revivir el románico de mi tierra de vuestra mano.
Había visto ya la entrada, pero veo que no había hecho ningún comentario.
Y como lo merece,aunque tarde y sin saber si lo recibiréis, lo hago ahora.
La diestra de Dios señala el oído de Adán, infundiéndole el alma. El oído está en relación íntima con el cerebro. Además la representación tricéfala y ,sobre todo, la cruz que forman es muy original. ¿Conocéis alguna representación similar?
Un abrazo

Baruk dijo...

Hola,

si que hemos recibido el mensaje porque tenemos el "chivatillo" que nos avisa.

Dices que en el capitel de la creación, Dios insufla el alma a través del oido, que esta en relación intima con el cerebro (gracias por esta observación). Pues es curioso la similitud con la Virgen, pues la tradición revela que también ella concibió por el oido. Revelador, verdad?

Este capitel de Alquezar es EXCELENTE Y UNICO. Al menos nosotros no conocemos una representación igual.

Salud y románico

*

fer dijo...

Buenas. Enhorabuena por tu excelente blog. Me gustaría haceros una pregunta. He encontrado una obra en la que está cain con Abel y le mete un dedo en la reja. Cuál puede ser su significado .? Muchas gracias.

Baruk dijo...

Hola Fer. Muchas gracias por tus amables palabras a nuestro blog. Sobre la obra que mencionas,si nos puedes hacer llegar la fotografía podríamos intentar darte nuestra opinión. Un abrazo.

Seguidores