19 octubre 2010

NIDO DE AGUILAS. Albanchez de Mágina

Albanchez de Mágina -Jaén-


.

Según dicen, en la provincia de Jaén se encuentra la mayor concentración de castillos por kilómetro cuadrado de nuestro país, y ya no sólo de la Península Ibérica, sino también de Europa.

Uno de estos -el castillo de Albanchez-, de origen árabe s. IX, resiste desde su atalaya el paso del tiempo con altiva solemnidad.

A lo largo de toda la época medieval, este fortín perteneció a diversos señores, árabes y cristianos, y siempre codiciado por su estratégica posición.




Emplazado en Sierra Mágina -paraje montañoso que formaba una gran barrera natural entre los reinos de Castilla y Granada-, el castillo dominó los pasos de Almadén y Mágina, hasta 1492, cuando terminó su carácter fronterizo al conquistar los cristianos la capital del último reino de Al- Andalus.

Debido a que su labor era de vigilancia, el castillo albergaba a una pequeña guarnición -posiblemente tan sólo dos o tres hombres-, por lo que no necesitaba disponer de mucha superficie habitable.

Constaba de un álcazar con dos núcleos de manpostería y un pequeño patio de armas desde donde se entraba en el primer torreón, que tiene en su planta baja el aljibe para garantizar el abastecimiento de agua en el castillo.





Para subir a dicho torreón debemos acceder por una estrecha y dificultosa rendija. Lo más probable es que en aquel entonces, el paso a esa planta se realizaba con una escalera móvil, de madera o cuerdas, de forma que una vez retirada se impedía el acceso a los torreones.




Las escalinatas que llevan del pueblo al castillo son recientes, y hasta hace relativamente poco, la misma subida era una auténtica epopeya, como recogió el escrito de D. Mariano de la Paz Gómez y Rodríguez (Rv.D.Lope de Sosa 1920): “...admiramos la abnegación de los hombres y su valor al encerarse en aquel nido de águilas casi inaccesible y que al acercarse una tropa enemiga tal vez no tendrían más esperanza que la de morir matando”.



Escenario también de las luchas por el poder entre caballeros cristianos, en éste castillo se mezcla historia y leyenda como la de la conjura del viernes Santo:

"En 1460 un grupo de caballeros de la ciudad de Úbeda, enemigos de D. Luís de la Cueva Comendador de la Orden de Santiago y propietario de varios castillos -entre ellos el de Albanchez-, intentaron apoderarse de esas fortalezas. La leyenda cuenta que D. Luís, a pesar de ser un muchacho de quince años, hizo fracasar el plan atacando y dando muerte a los traidores con su primera espada regalo de cumpleaños." (Informativos de La Junta de Andalucía) .


Sea lo que fuera lo que haya presenciado este silencioso vigilante medieval, hoy en día lo encontramos orgulloso y altivo, testigo privilegiado de la exquisita belleza del Parque Natural de Sierra Mágina, alzándose sobre el municipio de Albanchez como si fuera una entidad mágica que guarda y ampara los corazones de los habitantes del lugar.




Salud y románico. ALBANCHEZ DE MAGINA- ALBANCHEZ DE UBEDA

16 comentarios:

cabestany dijo...

Que bonito, que pena no poder ir esta vez. Pero estoy seguro que algún dia lo veremos, esperamos que con vosotros.

Muchos saludos a todos!!!!!

sirena dijo...

Precioso relato, y muy valiente de llegar hasta ese nido de águilas que da tan poco resguardo ahora, un abrazo, Carlota

Malvís dijo...

Mis anocheceres y despertares infantiles, tienen grabadado a fuego en la retina esas preciosas imágenes. En el corazón de mi niñez, las aventuras de "guerras" pertrechadas con las espadas y escudos de madera que no hacía Benito en su carpinteria, trochando la escarpada serrezuela con Fernando, Gabriel, Juanito, Lucas, Mariano, Paquito, Juan José, Colasillo, Ildefonso "el Carlillos"... y mil amigos más que formaba la tropa.

Y sin embargo, ahora, sólo ahora, mis pies ascendieron y franquearon la atalaya que veló mis sueños, porque tenía que fundirme en un abrazo con vosotros.

juancar347 dijo...

Puedo dar fe de la privilegiada situación estratégica de este castillo de Albánchez; y también de que, aún a pesar de ser obra moderna, los tropecientos escalones podrían poner a prueba hasta a Idurne Pasabán. A mí las agujetas me duraron tres días. Doy fe, también, de las maravillosas vistas que se pueden disfrutar desde sus milenarias almenas. Ahora bien, queridos amigos, de lo que no puedo dar fe, y de hecho, no quiero, es de las correrías del Señor Malvís entre sus muros, ni tampoco a la Orden de Caballería específica que emulaba, pues no sólo la de Santiago anduvo por Jaén, aunque me abstengo de comentar más al respecto, so pena de que se me tache de templófilo.
Fe doy, así mismo, de la magia que envuelve ésta particular zona de Jaén donde se ubica el castillo: la Sierra de Mágina. Un abrazo

P/D: acceder a los interiores del castillo es para hobbits; fueran 3 ó 4 ó 5 sus guardianes, desde luego no debían de brillar por su estatura. Lo cuál dejo escrito, por si a alguien le interesa.

Jan dijo...

Espectacular nido de águilas, como todo el entorno que que lo rodea. Bien vale la pena darse una vuelta por allí, los que no lo conocemos con más razón todavía.
El pueblo de Albanchez se ve encantador.
Jó, menudos fines de semanas que os pegais...

Un placer encontrar nuevas cosas por aquí.

Syr dijo...

Existe confirmación hecha por el rey Don Alfonso XI de la compra del Castillo de Albanchez " el cual es sobre el Val de Bedmar que es allende de Ximena e san Esteban e sobre el río Gracíez el cual fue castillo de Ximen Pérez", realizada por el Concejo de Úbeda a Ruy Fernández de Xódar a propuesta del propio Rey, en Plasencia el día veinte de Enero de mil trescientos setenta y seis por quince mil maravedíes.

Yo, Juankar, tampoco me creo la correrías de ese "fantasma" de Malvís, aunque vistas las dimensiones de él y del Castillo, a lo mejor estaba pensado para "manolitos". De hecho al cabo del torreón sólo pudo subir él, eso sí, asistido por su médico "de cabecera".

Y tienes razón, Jan, mucho eso de Salud y románico, pero esa "panda", lo único que hace es pegarse unos fiestorros que cruje la pana. Así, que la próxima, tú y yo vamos a sacar tikets y hasta les llevamos la botella de anís del Mono ese.

Alkaest dijo...

Servidor, como "decano emérito" de la charpa románica, puede presumir y por tanto presume, de haber subido hasta lo alto de la fortaleza, en una tarde de sospechosos nubarrones, y más "sospechosos" acompañantes. Y gracias que estaba nublado, porque subir allí un día de sol andalusí... ¡no quiero ni pensarlo!
Conste que algo me costó, porque los escalones eran en verdad "sopecientos", y el corazón hacía "tum-tum, tum turumtún".
También es cierto, que ya no tuve ánimos para introducirme por el estrecho pasadizo que subía a las almenas de la torre. Eso quedó para los "jovencitos", malvises, chises y juanquises...
Pero el esfuerzo mereció la pena, sobre todo por disfrutarlo en compañía de tales "pájaros", y por las "vistas de pájaro" que desde allí se divisaban. ¡Ese Aznaitín majestuoso, entre la bruma que coronaba su cima! ¡Esa serranía de Mágina, como un dinosaurio varado en el valle! ¡Y la magia de las leyendas flotando en el aire, saltando de piedra en piedra!

¡Ay, quien tuviera fuerzas para alcanzar la cumbre del sagrado Aznaitín! ¡Para hablar allí, de tu a tu, con la ibérica divinidad que lo habita!

Sin embargo, también me conformaría con poder subir, una vez más, a esta vieja torre de vigilancia de Albanchez, y contemplar ese tempestuoso océano de olivos a mis pies...

Salud y fraternidad.

KALMA dijo...

Hola! ¡Me quedé con las ganas! Nunca me había fijado en el detalle de que en Jaén es donde hay más castillos y pensándolo... Unas fotos preciosas de una entidad mágica!!!

chis dijo...

Es castillo que domina el caserío blanco de Albanchez, desde la altivez de su emplazamiento. Arriscado como ninguno, arriesgado debió ser el construirlo y sobre todo intentar asaltarlo. Con pocos defensores se podía mantener a raya a muchos atacantes, siempre que el aljibe y la despensa estuvieran abastecidos.
Su estampa sobre Albanchez es magnífica, y la impresión que produce cuando aparece ante la vista desde la curva de la carretera es sencillamente inolvidable.
Fue una gozada ascender para visitarlo y disfrutar del mar de olivos, las sierras (cerros) y el pueblo blanco a los pies, en tan buena compañía.
Seguro que los fantasmas de ese castillo ,testigos del paso del tiempo, entre los que sin duda están los compañeros de infancia de Malvís que allí permanecen sin envejecer, tuvieron una tarde alegre al recibir su visita.

Alkaest dijo...

Hombre, no se yo si los fantasmas del castillo se alegrarían por la visita del Malvís, o se echarían a temblar. -"Ya está aquí el Malvado Malvís, con sus trapacerías...", se dirían unos a otros. -"No se como se las apaña, que siempre nos lía para llevarnos a su terreno...", se contestarían. -"Si es que, ni en carne y hueso, ni en espíritu hay quien le lleve la contraria...", afirmarían antes de sucumbir a su "encanto".

No estoy seguro de ello, no puedo afirmarlo, pero de lo que estoy seguro es de que, a mí, me soltó estos versitos desde lo alto de las almenas:

"Los Malvises contestaron: ¡Pobres locos...!
Para asaltar torreones,
cuatro Alkaest son pocos,
¡Hacen falta más... Alkaest!".

Y es que, en ese monte y esa torre, hay mucha magia y mucho "fantasma" suelto.

Salud y fraternidad.

pallaferro dijo...

Valió la pena subir los seiscientos tantos escalones y tomar el torreón. Fué un regalo para la vista y para el espíritu ...volveré!

Un abrazooooo

RIVIERE dijo...

Los dientes largos me ponen...apuntado queda para futura visita. Impresionante fortaleza y muy jugosos comentarios. ¿Jaen, la mayor concentración de castillos de la península?,¿fuente de ése dato?, soy escéptico al respecto.
Abrazos.

RIVIERE dijo...

Pues es Jaén...es verdad.(Fuente: la que limpia en la casa del director del Bbv de mi pueblo, que vive al otro lado de la calle). Si es que hay que documentarse más...

Baruk dijo...

A ver listillos, imprescindible es entender lo que se lee.

En documentos fehacientes (si así consideramos un cartelote así de grande que encontramos a lo largo del sendero) la Junta de Andalucía proclamaba un escrito que decía así: ¿Sabía usted que Jaén es la provincia que presenta mayor concentración de castillos por kilométro cuadrado, no sólo de España, sino de Europa?...y más bla, bla, bla.

Y aunque a los que no somos altivos andaluces de Jaén nos de mucha rabia, se le supone cierto. Aunque quizá el truco esta en la matización: concentración de castillos por kilométro cuadrado (no en total)

Pero digo yo, y quién somos nosotros para quitarles esa ilusión tan ilusionante??!!

Saludetes románicos

**

Pilar Moreno Wallace dijo...

Qué bonito, una preciosidad desde luego. Las fotos, el texto, todo interesantísimo. He estado unas semanas de vacaciones, y ahora vuelvo a la lectura ...
Saludos, de nuevo desde Holanda.

patadeoca dijo...

¡¡¡¡Qué vértigoooo, por dió!!!!!

biquiños

Seguidores