02 enero 2010

Estrella errante

"Soy una estrella que camina con vosotros y brilla desde lo hondo..."




Desde siempre, las estrellas que titilan en el cielo en las noches claras despertaron el interés de todos los pueblos. Su significado ha sido manifestado en muchas civilizaciones como símbolo ancestral de extrema importancia. En un cielo sin nubes, el lucero más brillante era receptáculo de todas las miradas que a la bóveda celeste se dirigían.

En épocas arcaicas, la estrella como símbolo celeste era indicativo de la aparición de un futuro rey o emperador. En la creencia popular, el nacimiento de los grandes soberanos era precedido siempre por una estrella anunciadora. Por ello, la estrella es el símbolo por excelencia de la realeza y está unida no sólo al cielo sino también al poder terreno que los soberanos ejercen sobre la tierra. Así sucedía con los soberanos de Babilonia, Asiria o Roma.

.
Trío de "estrellas", las más brillantes del firmamento.

También en Egipto se daba ese simbolismo, pues conocida por todos es la importancia vital que sus habitantes daban al desbordamiento del Nilo, cuyas aguas fertilizaban año tras año las tierras negras de su oasis fluvial, acontecimiento del que dependían sus vidas. Se sabe también que el inicio de dicha inundación era anunciado astronómicamente por la aparición en el este de la estrella conocida como Shotis (Sirio), estrella consagrada a la diosa Isis. Para ellos, ese era el momento del origen del mundo, cuando la gran diosa se elevaba por el horizonte.

Asimismo, en la cultura judía, la fiebre astrológica acerca del Mesías anunciado por una estrella, también tenía apoyo profético en sus textos sagrados: “una estrella sale de Jacob, un cetro surge de Israel;...." (Nm. 24, 17,19) y en Isaías : " Caminarán las naciones hacia la luz, los reyes hacia el fulgor de tu aurora" y en el Testamento (Leví, 18-3) " Su estrella se levantará como la de un rey". Así pues, la estrella debía aparecer cuando el Mesías naciera en Israel.

Este clima mesiánico ligado a la estrella, no cesaría con la aparición de éste, sino que el mismo jefe de guerra de los judíos contra los romanos, Simón Bar Kosiba, en el año 135, cambió su nombre por el de Bar Kokeba, cuyo significado es "hijo de la estrella”.

Y así fue que, como en asociación de creencias culturales, se sostuvo ya desde los primeros tiempos que el nacimiento de Jesús fue anunciado también por una estrella, pues si el modo de narrar el nacimiento de un héroe comportaba siempre algo de maravilla, la Estrella de Belén forma parte de lo maravilloso del Nacimiento de Jesús en el Evangelio de Mateo (Mt.27:11) “..vimos su estrella en el este"



Y en cuanto a forma de anunciarse o de manifestarse lo divino, la estrella es también el lugar de donde, precisamente, baja para reencarnarse la divinidad. De ahí lo frecuente en nuestra cultura de personificar la estrella de Belén sobre el pesebre transfiriendo sus rayos al Niño recién nacido.

Hablaríamos, pues, de dos formas distintas de manifestarse la estrella o mejor dicho, de dos estrellas diferentes. La primera sería la estrella que guía a los Magos, la que nos indica el camino a seguir y la que nos anuncia la inminente manifestación de la divinidad en nuestro mundo. Y la segunda, es la divinidad misma en el cielo y desde el cual baja a la tierra para corporificarse.



Al no haber atributos propios para definirlas es tarea complicada diferenciar una de otra por lo que es sumamente fácil quedarnos fijados en la primera y no reparar en la segunda que es mucho más importante. Así que intentaremos seguir unas pautas que nos ayuden a discernirlas.

Hemos visto en figuraciones e imágenes del románico gran variedad de estrellas y tanto las que guían como de las que presencian el nacimiento difieren en formas, tamaños y en número de puntas. Observaremos de forma especial las de seis y las de ocho puntas.






Así como en el Antiguo Egipto la aparición de la estrella Sirio anunciaba el inminente nacimiento del niño divino, Horus, hoy en día el planeta Venus, conocido por todos como la estrella matutina también es indicativo del despuntar del día e inminente nacimiento del astro Rey que nace en el este.

La propia letanía cristiana del rosario considera a la Virgen María Stella Matutina, el lucero del alba, Venus. Algo que no resulta extraño de entender si su estado de buena esperanza anuncia el cercano nacimiento del Hijo de Dios, el "Sol" de los cristianos.

Asimismo, en la cultura mesopotámica, Ishtar, diosa del cielo, también estaba asociada al planeta Venus como la estrella de la mañana y en las fronteras de Babilonia se la representa mediante un estrella de ocho puntas. 





*Alquimia






La aparición de la estrella también es un signo bien conocido en el trabajo alquímico. En códices antiguos que tratan sobre este arte pueden encontrarse diferentes imágenes en las que una estrella aparece en la redoma donde el adepto labora para conseguir la Gran Obra y cuya consecución, se equipará con el nacimiento del Niño divino en la caverna.

El proceso del trabajo alquímico, interior a la vez que práctico, imita, reproduce, la Natividad. La aparición durante el proceso de la estrella de Belén es indicadora que la unión del cielo y la tierra representados por dos triángulos superpuestos y formando una estrella de seis puntas, ha dado su fruto. La consecución de la Piedra Filosofal o "Infante Luminoso".

"es el signo de la unión y de la concordia, que es preciso saber realizar entre el fuego y el agua. Superpuestos los dos triángulos (el del Agua y el Fuego), se forma la Stella, (Compo Stella), el sello de Salomón (Sol-Om-On), la unión del cielo y la tierra". (Louis d'Estissac)



"... y la estrella terrestre, antorcha oculta de nuestra Natividad, sera la marca probatoria de la unión del cielo y la tierra" (Fulcanelli- Moradas Filosofales)


Así, la Stella Matutina, Venus, como primera aparición estrellada anuncia la inaplazable llegada del Sol o segunda estrella.

La estrella de ocho puntas es la Santa Naturaleza, el arte capaz de unir el cielo con la tierra para engendrar al Niño Divino y cuyo nacimiento visible es simbolizada por la segunda estrella, la de seis puntas.

***




Podría concluirse afirmando que las estrellas fijas del firmamento han sido usadas desde la antigüedad para la orientación nocturna en los viajes donde la orografía no desvela el rumbo a seguir. Sin embargo, en el caso de nuestra estrella, por su singular origen asociado a un fenómeno astronómico, por su excepcional “rareza” y por mostrarse como estrella errante en un firmamento lleno de estrellas alineadas se nos presenta como una guía privilegiada. Guía que conduce a los que creen en ella hacia una meta común. Un objetivo, sin duda, lleno de simbolismo donde el principal estandarte es el amor.

Si la astrología suponía que las estrellas y los planetas ejercían una influencia en el destino de las personas, nuestra estrella errante marca, en la historia y de una manera muy especial, el destino de nuestras vidas.




.

.
Salud y románico.

31 comentarios:

pallaferro dijo...

Guiado por la estrella errante, este nacimiento se asocia a una larga gestación. Aunque, a modo del bambú japonés, tras largo tiempo de "trabajo interior" cavando raíces y recavando fuerza, se erige vigoroso para manifestarse ante nuestros ojos con todo su esplendor.

Y si asociaban las estrellas singulares con el nacimiento de noblezas, pues que en nuestras fechas también la estrella errante nos guíe, con su nobleza, a la manifestación más pura del amor.

Un abrazo colectivo a Baruk y a Syr por este magnífico trabajo.

Baruk dijo...

Este extracto lo he rescatado del blog Templario de Juancar, y me ha gustado sobremanera porque expresa esa idea de la que tanto hemos hablado: han habido otros antes. "No hay nada nuevo bajo el Sol":

'Sólo quien ha roto los 'programas mentales' inculcados durante el proceso de socialización puede tomar conciencia -y percibir- aquello de lo que los demás son incapaces. Pero quien rompe los 'programas mentales' no suele ser bien visto y comprendido por su sociedad, y en muchos casos, y paradójicamente, ni siquiera por los miembros de su propia religión. De ahí que se les vea muchas veces como 'idiotas' o 'locos' de extrañas ideas y modos de comportamiento' [Grian: 'El peregrino loco'.

**

KALMA dijo...

Hola! "la estrella errante" ¡Cómo me gusta el universo! Las estrellas, mirarlas, incluso contarlas, aunque hay alguna "contra-indicación" popular.
Las estrellas, y sus varias puntas, casi todas tienen un significado esotérico. La de 6 puntas, la estrella de David, se dice que los triangulos invertidos representa el hombre y la mujer, entre otras cosas.
La de 8 puntas, en alguna cultura representa el sol, en Al-Andalus hay monedas de tiempos musulmanes con la estrella de 8 puntas.
Todas las estrellas tienen nombre árabes, y casi todas las constelaciones tienen su leyenda. Me quedo con estas 2 estrellas: "Sadalmelik" y "Sadalsuud" representan suerte, toda la que vamos a tener este año, ambas además en la constelación de Acuario, por lo que me toca ¡Los mejores! jjjj.
Un beso.

Jan dijo...

También recordar la estrella de cinco puntas, la pentalpha pitagórica o el pentagrama con la imagen del hombre con los miembros extendidos en su interior(recordar la famosa imagen de Leonardo). Adoptada también por la masonería como estrella flamígera, encontrándose representada en muchos templos góticos, símbolo de la manifestación del centro místico de luz, emblema de la divinidad, la cual también está vinculada con el iniciado en el grado de compañero, por la que su luz inestinguible guiaría a este en su trayectoria al disipar las tinieblas de la ignorancia del mundo profano. Simboliza al hombre regenerado o perfeccionado lo que equivale en alquimia a transformar el plomo en oro.

Una entrada que da mucho juego.

Saludos

juancar347 dijo...

El hombre y las estrellas, una fascinación que se remonta al alba de los tiempos y cuya asociación y simbolismo ha generado toda una gama de ciencias y pseudociencias. La estrella, independientemente del número de brazos o polos que contenga, aparece prácticamente en la mitología de todas las culturas, y aunque las interpretaciones varíen por desvirtuaciones generacionales, el trasfondo es el mismo, su origen es común. Cuando leo algo relacionado, no puedo evitar (ya que además se menciona a Sothis-Sirio) el curioso fenómeno de la tribu Dogon, en África. Conocían la existencia de la otra estrella, Sirio-b, desde tiempos inmemoriales. Una tribu anclada en el pasado, sin medios técnicos. Lo curioso, es que dicha estrella, Sirio-b, no fue descubierta hasta tiempos relativamente recientes. La estrella, esté donde esté representada y pertenezca a la tradición o al Arte que sea, siempre ha ejercido y ejercerá una poderosa influencia sobre la psique humana. La cuestión es, bajo mi punto de vista, ¿por qué?. Independientemente de que a veces sea utilizada simbólicamente para señalar una operación (alquimia)o una condición característica de la Divinidad, creo que su contenido, su trasfondo real, señala un Origen. Ahora bien, al incidir en la palabra Origen y lo que conlleva asociado, se entra ya en las concepciones personales. Me ha gustado la entrada, como siempre, interesantes aportaciones metiendo siempre en la llaga y generando el interés. Un fuerte abrazo

Syr dijo...

El arte románico es sesencialmente simbólico, por lo que ni sus formas ni figuraciones pueden ser elegidas al azar. Ningún arte sagrado puede permitirse frivolidades, porque tiende a trascendalizar.

Por eso, Baruk y yo siempre tuvimos la inquietud de desentrañar los motivos que pudieron impulsar a los Maestros escultores y pintores románicos a representar en la Epifanía de la Adoración y en la Natividad, un elemento tan secillo como relevante, la estrella de Belén, unas veces con ocho y otras con seis puntas. Tras estudiar e investigar localizaciones y maestros, cremos haber podido rescatar el significado de ese elemental símbolo, resituándolo no en el desconocimiento, el azar o el capricho del artífice, sino demostrando el profundo conocimiento de materias y ciencias que poseían, imprimiendo hálito diferenciado cuando se trataba de potenciar el papel de estrella guía, o cuando querían proclamar su significante del Divino Suceso.

salud y románico

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Hola!

he descubierto este blog por casualidad, buscando información sobre Santa María de Siones en Burgos para una novela que escribo.

Estoy entusiasmado con este descubrimiento y creo que tengo que leerme tu blog desde el primer post al último.

Enhorabuena y gracias!

Alkaest dijo...

"Soy una estrella que camina con vosotros y brilla desde lo hondo..."

Así se dice en el ritual de la divinidad Mitra, significando que la identificación con la estrella es una posibilidad reservada sólo a los elegidos.

Sin embargo, todos podemos ser elegidos, tan sólo debemos disipar nuestras tinieblas y dejar que brille la estrella que cada uno llevamos en el interior...

Que vuestra estrella os guíe.

Baruk dijo...

Que guay Alkaest, nos encanta esa frase con la que inicias el comentario, con tu permiso la extraigo para incluir en el inicio del tema.

Otra cosa a comentar es sobre los elegidos. La popular frase de "muchos son los llamados y pocos los elegidos" siempre ha sido entendida como si de una loteria se tratará, si tienes suerte bien, sino..te aguantas.

Pues bien, no hace mucho comprobé que nadie nos elige, sino que nos elegimos nosotros mismos.


Beso de bon any

**

Polvorilla dijo...

Dejo el estudio y la dialéctica del asunto para otros. Yo, que os escucho y os leo y me admiro de vuestra sapiencia, sólo puedo ofreceros un cuento poético de Lorca, donde unos niños le preguntan a una vieja que ha visto a Santiago (¡nada más y nada menos!)

-¿Y comadre, no le dijo nada?
-le preguntan dos voces a un tiempo-.

-Al pasar me miró sonriente
y una estrella dejome aquí dentro.

-¿Dónde tienes guardada esa estrella?
-le pregunta un chiquillo travieso-.
-¿Se ha apagado -dijeronle otros-
como cosa de un encantamiento?

-No, hijos míos, la estrella relumbra,
que en el alma clavada la llevo.

-¿Cómo son las estrellas aquí?

-Hijo mío, igual que en el cielo.

¡Que la estrella de cada uno de vosotros brille con fuerza en vuestro camino interior!Ya habéis oído a la vieja del cuento "relumbran igual que en el cielo"

Pilar Moreno Wallace dijo...

De lo más interesante, como siempre es un tema que me llena de emoción. Y en este caso las estrellas, como guías en todos los caminos.
Saludos y felíz año.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Pues gracias ora vez.

Por cierto, si algún día tienes tiempo y puedes, me gustaría saber más a acerca de la ilustración a color que has llamado "Alquimia".

Un saludo.
J

Baruk dijo...

Hola José,

sobre tu consulta te comento que no es que llamemos Alquimia a la fotografía en cuestión, el término "Alquimia" es para indicar que a partir de esa señal el texto expuesto esta basado en propuestas alquímicas.

La foto es de una ilustración de William Blake, místico, visionario, una mente excepcional adelantada a su tiempo, pero incomprendido y despreciado por la mayoría de la gente, no en vano aborrecía las normas sociales impuestas pues según él, eran el veneno que corrompía la libertad del ser humano. No salió de la pobreza y no tuvo tiempo de disfrutar de su éxito.

El dibujo por el que preguntas decora la portada de su escrito "Jerusalem". Representa el vigilante que se adentra en las regiones oscuras como un acto de sacrificio descendente hacia el laberíntico mundo interior, para una vez en él, transformar desde dentro el infernal presente del mundo exterior.

Realmente Blake es muy complejo, como cualquier genio, y es difícil establecer con las mente unas normas con las que interpretar sus escritos, eso más bien se debe establecer con el alma.

Un saludo

RIVIERE dijo...

El supuesto misterio de Sirio de los Dogones,ha sido desmentido con datos muy sólidos.Yo personalmente,no creo en él;vaya,lo considero un misterio infundado.
Por otro lado,la frase ésa de:"liberar la mente de los programas mentales inculcados en el proceso de socialización...etc",me parece muy acertada y de una solidez contundente.Una seria reflexión sobre su significado,dará una nueva luz a nuestra mirada sin duda...aunque implícitamente,a lo que anima es a dudar.
Muy interesante el tema como es habitual.
Un abrazo.

Alkaest dijo...

Suscribo lo dicho por Riviere, pero... a pesar de todo, a mi, ET me cae muy simpático.

Si es que soy un romántico incorregible.

Salud y fraternidad.

RIVIERE dijo...

Fue Juancar quien sacó lo de Sirio,y yo he querido darle réplica, simplemente.
Y claro que podemos poner los conocimientos actuales y pretéritos en duda,pero NO los que dimanan de la aplicación del método científico,pues por su misma naturaleza,parten de hechos demostrados.Sino,nos estamos cargando la misma base del conocimiento;que como dije antes,no puede apoyarse en supuestos infundados,sino en verdades y hechos demostrados y demostrables.

A mi E.T,me cae fatal,la verdad.

Más saludos...

Alkaest dijo...

Insisto, ET me cae muy bien, y ello por solidaridad: si yo me viese atrapado, sin posibilidad de escape, en un planeta como la Tierra...
¿Os figuráis que espanto, atrapados en la Tierra por el resto de vuestros días?

¿Que esto no tiene nada que ver con lo de la estrella? Quizá no, o quizá si...

Si durante siglos, diversos seres humanos, no hubiesen dudado de las "verdades demostradas", todavía estaríamos colgando de los árboles.
Que el Sol giraba alrededor de la Tierra, era una "verdad demostrada", hasta que vino un listillo y se cargó la misma base del conocimiento...
Aferrarse a la "ciencia", es lo mismo que aferrarse a una religión, puede resultar consolador, pero es un suicidio intelectual.

Salud y fraternidad.

RIVIERE dijo...

Estimado Alkaest:
Que el Sol girase alrededor de la Tierra,núnca fue demostrado por el método científico,que se basa, repito,en hechos probados;otra cosa es que fuese una "verdad" aceptada(a la fuerza)en su tiempo,que es muy distinto.

Aferrarse a la ciencia,no es como aferrarse a la religión,cuyos planteamientos están en las antípodas de la misma.

A la hora de frenar una gripe,unos pueden irse a rezarle a la virgen si quieren,son muy libres;pero yo siempre me decantaré por un antiviral,es decir,por un remedio PROBADO.
Y así con todo,o es que han visto ustedes que ante lesiones de extrema gravedad,le apliquen al paciente unas agujitas de acupuntura;no,se le aplican los remedios probados,vaya los que funcionan.
Y funcionan aquí y en la China,donde,por cierto,las muertes por enfermedad disminuyeron drasticamente tras la entrada de la medicina occidental;que vino a sustituir a prácticas MEDIEVALES(tan milenarias como ustedes quieran),de tan dudosa eficacia como las célebres "sangrías" occidentales.
A la persona que sufre un infarto,no se le dice:"Confíe en la virgen","relájese,piense en algo bonito,que ahora le traémos unas flores de Bach",no,se le aplica un catéter en la obstrucción de la vena y listo.

Debemos tener la mente abierta,sí,pero no tanto como para que se nos desprenda el cerebro eh...

Saludos.

saludyromanico dijo...

Hablando de mentes abiertas y cerebros desprendidos... os habéis enterado porque en alquímia la estrella de la natividad la simbolizan con seis puntas?

RIVIERE dijo...

La estrella de seis puntas se forma por dos triángulos entrecruzados:el fuego y el agua,el masculino y el femenino.Hasta aquí creo que voy bien...
Y su relación con la Natividad,vendría por la relación parental de Cristo con la estirpe de David...¿no?.(No estoy muy puesto yo en éste tema..."ni en ninguno"-me apunta un "colega"...ten amigos para oirte esto..)

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Gracias Baruk por todo lo que cuentas.

Aunque creo que hablamos de distintas fotos. La que me fascina es el grabado que aparece justo debajo de la frase: "...ha dado su fruto y la consecución de la Piedra Filosofal o “Infante Luminoso”. y que representa tres figuras en la superficie formando el sello de Salomón, y una caverna interior, un pozo...
te dije que se llama Alquimia porque según parece la has subido a Blogger con el nombre "Alquimia-1.jpg"

Aún así, estoy encantado con lo que has contado, y ya llevo leídos bastantes post antigüos que son estupendos (y envidio la comunidad que has creado entorno al blog, tan participativa).

Saludos de nuevo.
J.

Baruk dijo...

José Carlos, de todo lo que hay en Salud y románico, lo mejor de todo, es esa “comunidad tan participativa” de la que hablas, es lo más valioso y sólo por ellos, el blog ya vale la pena.

Y sobre tu pregunta, intentaré responder de forma muy resumida y con permiso de los que saben más que yo y pueden expresarlo mejor, así que vamos allá: la ilustración la escogimos para mostrar como la estrella de seis puntas es la unión de las dos santas naturalezas, representadas por las dos mujeres de la derecha e izquierda respectivamente, y que muestran los triángulos del fuego y del agua.

La mujer central sujeta los dos triángulos ya acoplados y que forman la estrella de seis puntas, la fusión de esos dos aspectos es asimilado a la unión del cielo y la tierra, o la unión de la fuerza masculina y la femenina, cuyo proceso creador da paso al Infante Luminoso o (Sol) oculto en el interior de la caverna y que esta simbolizado por la figura central del interior de la zona subterránea.

El Sol presto a nacer y a exteriorizarse, esta flanqueado por tres figuras a cada lado, representan los siete planetas o siete aspectos internos en el hombre. A saber y por orden: Saturno, Júpiter y Marte en la parte derecha del dibujo y Venus, Mercurio y la Luna en su parte izquierda. La caverna es nuestro mundo interior y el pozo es Nuestro pozo. Todo esto alquímicamente hablando, claro esta.

Salud y románico


**

Jan dijo...

Baruk, permíteme aportar algún dato más a los ya valiosos aportados por ti sobre la imagen del grabado en cuestión.
Este aparece en varias ediciones de tratados sobre alquimia del S. XVI. Una de ellas fué publicada en 1624 por el alquimista Stolcius de stolcendberg titulada "Viridarium Chymicum". En 1625 aparece en otra edición impresa en Francfort de la mano de Lucas Jennis titulada "Musaeum hermeticum".
Los intercambios de grabados en aquella época, muestran que el intercambio de láminas era frecuente, y no se dudaba en ilustrar una obra con planchas, que en principio, estuvieran destinadas a otros textos. Esto demuestra el auge del negocio editorial de estas obras, en gran parte motivado por el interés que despertaban las enigmáticas imágenes, algo que todavía hoy sigue teniendo efecto.
El experto en tratados alquímicos Stanislas Klossowski de Rola hace la siguiente interpretación de este grabado:

"Abajo como arriba: los cuatro Elementos se unen. A la izquierda el Fuego, a la derecha el Agua. En el centro el Sello de Salomón o estrella de David, jeroglífico de la Piedra Filosofal en que se reconcilian todos los Elementos en perfecto equilibrio. Abajo, Apolo tañe la lira de la Armonía con las Musas ( en número de seis, correspondiendo cada una a un metal y una contrapartida celeste) sentadas a su alrrededor."

En esta imagen no se aprecia muy bien, pero en otras se reconoce perfectamente que el personaje del centro de la cueva aparece tocando la lira, instrumento de Apolo (Sol).

Estos datos aparecen en los libros "El juego Aureo", Siruela 2003 del nombrado Klossowski, y en "Arte y alquimia", Editora Nacional, Madrid 1978 de J. Van Lennep.

Saludos

Baruk dijo...

Hola Jan,

Que guay! así que coincidimos con el experto al que aludes, bueno, pues eso ya es un punto a favor, ponerse de acuerdo el alquimia a veces no es tarea fácil. Me gustaría saber que opina del pozo, si es que habla en su libro de ello, donde cree él que conecta?

Y Jan, muchas gracias por todos los datos aportados, sabia que podríamos contar contigo para esto.


Salud y románico

*

Jan dijo...

Klossowski no comenta nada acerca del pozo, pero sobre esto, Baruk, te puede ayudar algún buen diccionario de símbolos, ya sabes que en estos suele haber diferentes significados por lo que la interpretación debe ajustarse al contexto y también a tu propia intuición, motivo por el que como dices es dificil ponerse de acuerdo.
Me gustaría llamar la atención sobre algunos elementos de esta imagen que estarian relacionados con los que se encuentran en los nacimientos de tradición bizantina cuya iconografía está inspirada no en los evangelios canónicos sino en los apócrifos. En estos aparece siempre la montaña piramidal, que simbolicamente se corresponde con el triángulo, y en su centro la caverna, símbolo del corazón (y de la copa, con propiedad receptora) que se corresponde con el triángulo invertido, alojando en su interior al niño. La forma gráfica de representarlo sería colocando el triángulo invertido dentro del otro sobre un mismo eje, por otra parte, de igual simbolismo que el exagrama. Todo gira en torno a ese punto, centro vital. Es en el lugar más profundo y oculto de la montaña, de la materia, donde tiene lugar el destello del eterno renacer, el mismo que se daría en el interior del alquimista que ha accedido a lo más profundo de su corazón. Recordemos la máxima alquímica; busca en el interior de la tierra, y rectificando hallarás la piedra oculta. De alguna forma esa imagen simbólica sería la proyección del proceso que se da en el interior del iniciado.

Espero no haberme alargado.

Saludos

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Bueno, Baruk y Jan, me habéis dejado impresionado con el despliegue de datos. Han colmado mis expectativas y no podéis imaginar hasta qué punto estoy agradecido por vuestra generosidad.

Me declaro fan incondicional de este blog.

Saludos, salud, y románico, claro.

J.

RIVIERE dijo...

Pero bueno ¿a mi quién me explica lo de porqué se simboliza la natividad con la estrella en alquimia? ¡Eh!

saludyromanico dijo...

Rivi, porque en alquímia la Natividad es un proceso interior, el niño que nace es tu Sol, el YO verdadero, el Rivi auténtico, ese que no conoce nadie y que nunca se muestra porque no se conoce ni él mismo. El día que el cielo y la tierra se unan, o según otros, se produzca la fusión del alma y del cuerpo, empezará la manifestación visible del niño divino que llevamos oculto, e igual que en la Natividad del Niño Jesús, una estrella simboliza su nacimiento. En alquimia, dicho logro esta simbolizado por la estrella de seis puntas.

Lo malo es que la historia no acaba ahí, ahora falta acabar el proceso. La historia de la vida de Jesús tiene su correlación en el proceso que todo hombre debe seguir para triunfar sobre la muerte.

Ya se, ya se, lo tenemos crudo, muy crudo...


Salud y románico

**

Velo de Isis dijo...

Es una fabuloso post el que nos entregas Baruk, muy amable de pasarte por mi blog, realmente quede impresionada por el despliegue de informacion que nos traes en este maravilloso post, siempre me llamo mucho la atencion todo lo que se refiere a el simbolismo de las estrellas.

Como una luz brillando en la obscuridad, la estella es considerada como un símbolo de la Verdad, el Espíritu y la Esperanza.

chis dijo...

A Rivi, desde mi ignorancia y con retraso: ¿y si la estrella, la alquimia y la natividad se relacionan por la "transmutación" o "conjunción" de la naturaleza humana y la divina en Jesús ?

Baruk dijo...

Pues Chis, el gran Paracelso insistía en la presencia del Astrum in corpore., afirmaba que "El verdadero hombre es el astro en nosotros" y también, "El astro desea llevar al hombre a una gran sabiduría".

Ese "astro en el hombre" o “filius philosophorum” eran abiertamente designados como la más grande e invicta de todas las luces; y como "Salvator" y "Servator", y puesto codo a codo con Cristo. Pero en Cristo es Dios mismo quien se vuelve hombre, mientras que el "filius philosophorum" es extraído de la proto-materia por un deseo y un arte humanos, y a través de la Obra es convertido en un nuevo portador de la luz.

En el primer caso ocurre el milagro de la salvación del hombre por Dios, en el segundo la salvación, y respectivamente la transfiguración, del universo por el espíritu del hombre (A Dios el Honor). Paracelso- desvelado por Jung


***

Seguidores