19 noviembre 2008

En el nombre de la rosa.

"Stat rosa pristina nomime, nomina nuda tenemus"
.

.
Conversando con unos amigos sobre el intrigante argumento de esta novela, coincidíamos en que sin lugar a dudas, el punto culminante de la narración se encuentra precisamente en su frase final, cuyas palabras revelan la intención trascendente del mensaje.
.
Aquí principio y fin se unen. El enunciado que da nombre al relato se esclarece en la consigna final, y viceversa. La trama enriquece la historia, pero no es verdaderamente la Historia.
.
El protagonista, ya en su vejez y con el espíritu fortalecido por la conducta sacralizada, reconoce que de todos los recuerdos que atesora de su larga vida, el más cercano a esa semejanza de la unión con Dios, es el sentimiento desatado en la experiencia pasional que compartió con la campesina y que ha perdurado siempre en su recuerdo.
.
.
Mucho andamos los humanos en pos de la majestuosidad divina, levantando grandes templos, creándole una identidad a Dios y creyendo que su Ley es la misma que la de los hombres.
.
.
Mucho tiempo perdemos profesando y acatando esa "verdad" y buscando su aceptación, ignorando quizá, que lo que más nos acerca a esa majestuosidad anhelada, es precisamente disfrutar de esa condición humana que en nombre de la espiritualidad tanto rechazamos y que, al fin y al cabo, lo que relucirá y dará sentido al motivo de haber vivido es la sublimación de esos sentimientos que sólo el contacto con otros humanos puede ofrecernos.
.
.

.

Salud y románico

20 comentarios:

syr dijo...

Marchita y sin olor ¿ qué nos queda de la Rosa, sino su nombre?.

Las cosas dejarán de existir y, entonces, sólo las palabras permanecerán.

Por eso ¡ es tan bello poder vivir de la palabra¡

Salud y románico

juancar347 dijo...

Tal vez por eso la soledad y el espíritu humano sean incompatibles, por mucho que algunos tiendan a pensar lo contrario. Por cierto, hermosa foto del refectorio del monasterio de Santa María de Huerta. Un abrazo

Riviere dijo...

Hola a todos.
A mi,personalmente,lo que más me impresionó del argumento fue la polémica sobre si llegó o no a reír Jesucristo,No entraré en ello de momento.Pero,lo que es yo,no iba a creer en un dios que no se ríe.
El hecho de que el protagonista recuerde aquel encuentro carnal,pasados los años,y lo sienta como una experiencia mística,no me es ajeno en absoluto,pues creo que cada cual se hace su propia escalera para llegar a dios,sin descartar tampoco que llegase a ese estado de conciencia,en aquel preciso momento,por medio de una revelación interna,no nacida necesariamente de una fe.
La conciencia mística se adquiere por mil caminos,según nos muestra la historia, unos dicen ver una luz,(al tanto con las cosas que brillan en demasía )...otros creen proyectarla....
El caso es que el acercamiento al ser supremo por la "vía humana",caso de nuestro ejemplo,es creo yo,el más duro con diferencia,pues implica el creer en "él",sin dejar de ser "nosotros",que es lo que más cuesta..
Digamos que al protagonista,ése "algo" se le ha revelado en uno de los actos más primarios de la especie,mostrándole que la conciencia de dios,quizá no esté tan "lejos".
Es un momento,a mi parecer,muy digno de recordarse como él lo hace.
Parte toda está argumentación de la premisa de que hay "algo",que no se definir,que impulsa a los hombres a creer y a erigir templos y deriva en las religiones,aquí le he llamado dios genéricamente.
Para los que no crean que haya tal,que los habrá,espero apliquen el mismo criterio sobre otras cosas,cuya existencia consideran muy segura.
Por que a algunos,les es difícil creer en dios,pero creen en chismes,videntes,amigos y en estúpidos charlatanes que les piden mandar en un mensaje de móvil la palabra "hipotecon",
con el cebo de una vida mejor...
En fin...Saludos a todos.

Alkaest dijo...

Resulta muy curioso, que al hablar genericamente sobre la divinidad se nos escape siempre el "masculino singular": dios.
¿Por qué no el "femenino", singular o plural? Diosa, diosas. ¿Tan mediatizados estamos, por la mitología judeo-cristiana?
¿Por qué nos resulta tan fácil, pensar en la divinidad como "macho", y tan dificil verla como "hembra"?
Aunque parezca una cuestión banal, no lo es.
Ahí está el misterio del nombre de la rosa: "¿Qué hay en un nombre? ¡Lo que llamamos rosa exhalaría el mismo grato perfume con cualquiera otra denominación". Y sin embargo no es así, porque "stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus..."

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Primero el matriarcado; luego el Patriarcado. ¿Veremos en un futuro quizás no muy lejano un híbrido evolutivo de ambos?

Malvís dijo...

¡ Espérate a que los armarios se queden vacíos y, verás¡

Riviere dijo...

Pues será la influencia judeo-cristiana,pero a mi siempre me sale el masculino singular,creo que es por un tácito "acuerdo" a la hora de hablar en genérico,claro que podríamos hablar en femenino,por qué no?.
Desde luego que no es banal el tema.
Pero ese no era el tema ahora..creo..o si?.

Saludos a todos.

Saludos a todos.

BARUK dijo...

Tengo entendido que alguna escuela mistérica acostumbraba a denominar a la divinidad ELLO. Suena raro, pero no determina ningún tipo de genero ni número.

Riviere, me alegra que por fin te hayas animado, y muy aguda tu ironía sobre el "tácito" acuerdo, me gusta.

Juancar... que sí! que te hice caso y pasé por Sta. Maria de Huerta, valió la pena y el refectorio impresionante. Me subí a la escalerita, como no!


Un saludo

carmina dijo...

sinceramente, impresionada por los comentarios, todos forman parte de la verdad.yo pienso en un Dios sin genero,algo como una energia amorosa, que nos envuelva a todos.
preciosas tus fotografias.un beso.carmina.

ArtuROM dijo...

Hola a todos.

Baruk, ¡qué sugerente tu texto! Veo que en el poquito tiempo desde que publicaste la entrada ya has suscitado un estupendo torrente de opiniones. ¡Bravo!

No sé qué muy bien qué decir. ¡Cuánta conjetura a falta de datos palpables! Género, número, fe, misticismo, ismo, ismos, Isma, ¿Ismas? Si "D/dios/a" existe, lo podría haber puesto más facilito y quizá se hubieran evitado muchos problemas...

Eso sí, como ateo irredento, he de admitir que algo sí le debo a la fe de otras personas: ¿qué sería yo, y todos los de mi atea condición y artística sansibilidad, sin Cluny, el camino de Santiago o la iconografía surgida al calor de la Biblia? ¡Yo no hubiera podido levantar esas iglesias!

En cualquier caso, lo que me parece increíble es que, una vez más, algo que pertenece al ámbito privado de cada uno (las creencias y sus variedades y las no-creencias), sea utilizado como arma arrojadiza.

Vivamos todos en paz. A ver si de una vez por todas podemos disfrutar de nuestra condición humana y sus condiciones de manera armónica y sin que nadie se meta en nuestro huerto.

Un abrazo.
Arturo.

Baruk dijo...

Querido Arturom, me alegra que hayas dejado un ratito los libros para poder compartir tu tiempo con nosotros.

Tengo que decirte que por suerte nadie de los que hasta ahora aquí han opinado arrojan nada sobre nadie, y que por descontado estamos de acuerdo en que creer o no creer en una fuerza divina es opcional de cada cual, y más teniendo en cuenta, que eso es algo que suele cambiar a lo largo de la vida.


Lo dicho, me alegro de "verte"


Un besin

juancar347 dijo...

Pues ya que me hiciste caso, Baruk, y pasaste por este singular monasterio de Santa María de Huerta, espero que no se te escaparan las curiosas marcas de cantería. Sobre ellas y cierta similitud con las de Alcózar, creo que encontré ayer algo curioso en Medinaceli. Ya te comentaré.

syr dijo...

Al fin de todo, amigos, la esencia es lo que acaba definiendo al ser. Se llame como se llame.

Y si el nombre nunca puede ser anterior a algo, ¿ de qué le vale a Adson -ni a ninguno de nosotros- seber el nombre de lo que nos interesa (la rosa), si lo que en realidad amamos es la Rosa, se llame como se llame?.

Creo que todo se concreta en la pugna entre dos pensamientos y teorías que en aquel momento se sometían a juicio entre la comunidad intelectual ( lésase monástica) de la época: Aristótelismo VS Nominalismo. ¿Porqué si no, el nombre del protagonista: Guillermo ( quizá de Ockham?).

Salud y románico

Fendetestas dijo...

No me resisto a meter mi comentario, es muy personal. Mi señora y yo vimos la película hace muuuchos años, al poco de estrenarla en el antiguo cine Imperial, cerrado ya, como todos, en la calle Pablo Iglesias de Almería. La película consigue sumergirte en otra época de una forma increible (si la ves en el cine, no en la tele); al salir parecía que iba a atropellarnos alguna carreta tirada de una mula o que los monjes nos meterían en una tinaja. Lo recuerdo como un verdadero cambio en el tiempo. Aún no se me ha olvidado. Las imágenes mentales tienen una fuerza increible. El monje gordo ahogado, el monje ciego y la risa como amenaza para el orden establecido. Una película muy buena, y mejor si llevas tu propia rosa al lado.

Me enrollo, pero es que soy así.
Un abrazo románico para Syr y Baruk, dos rosas sin espinas.

anderea dijo...

El abrazo cuerpo a cuerpo, el amor. Una de esas cosas que merecen la pena en la vida.

Gracias por recordarlo, Baruk.

Alkaest dijo...

Regresando a la película -o al "film", según gustemos-, creo que uno de los valores por los que todos la recordamos, al margen de otros detalles, es porque habla de sentimientos humanos. Unos, los religiosos, llevados al fanatismo, ya sean los del clero "oficial" o los de los "herejes", e incluso el del amor al conocimiento y los libros. Otros, los puramente físicos, la lucha del pueblo llano por la supervivencia. Y, por fin, esa mezcla de espiritualidad y corporeidad: el amor y la sexualidad, ambos también tan fanáticos y desconcertantes.
"Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus..."


Salud y fraternidad.

Riviere dijo...

Para mi,lo que "marca" a la mayoría de la gente que ha visto la película,es su argumento,que no deja de ser un trhiller.Poca gente con la que yo haya hablado se pregunta el por qué es tan importante que nadie termine vivo de leer el libro,que nadie averigue si Cristo llegó a reir.
Os habeis preguntado por qué era tan importante ese dato?.
Yo si.

Por otro lado,tengo entendido que la novela se ajusta cronológicamente al desarrollo de la acción,es decir,cuando hablan los personajes al moverse por el edificio,se dicen justamente las palabras que se pueden decir en el tiempo que dura ese recorrido a pie y no más.Asi lo lei en su día.

Como buen trhiller reune los ingredientes al caso:intriga,violencia,suspense,sexo,pasiones desatadas y desenlace inesperado,un poco lo que son algunas vidas,vaya.

Baruk dijo...

Para el individuo natural, el mundo del alma tiene poco significado. La mayoría estamos centrados el mundo sensorial y satisfechos con la conciencia vulgar, así pasamos nuestra vida, como la hierba del campo que nace, crece, muere y desaparece.

Todos tenemos momentos de lucidez; son un regalo de la Gracia que desciende hasta nosotros, es entonces cuando estamos despiertos por un instante en el mundo sobrenatural, es decir, el reino del alma. Y la risa es una consecuencia de ello, reímos cuando somos felices y no nos asusta la muerte, es más, en una experiencia así, la muerte es felicidad.

Pero el esfuerzo requerido para mantener despierta esa conciencia tan elevada es muy grande, y el ser humano, una vez más, se desliza en sus sueños, creyendo que el mundo ordinario es el único verdadero, a fin de ser capaz de aceptar su vida.

Por eso, cuando en la vida aparece algo capaz de catapultarnos hacia esa experiencia culminante, permanece siempre en la memoria como lo único que vale la pena recordar.

chis dijo...

El monasterio de Santa María de Huerta cuyo refectorio aparece aquí (obra maestra del gótico) ha sido para mí catapulta capaz de encender alguna chispa espiritual de las que Baruk alude.
Merece la pena "estar" y no sólo "visitar" ese lugar donde se ofrece una muestra viva del espíritu del Císter, con la amistad de cuyos monjes me honro.

Baruk dijo...

Hombre Chis! ...Que alegría tenerte por aquí! tu presencia forma parte de esa chispa que anima este blog!!

El refectorio es espectacular, en efecto.

No me extraña que ese monasterio haya sido motivo de inspiración para ti, se respira un "algo especial", quizá es una mezcla entre el lugar y el ambiente transmitido con sus habitantes, no sé, pero es curioso.

Un abrazo

Seguidores